Un Wavegarden representa una interesante y atractiva oportunidad de negocio en cualquier lugar del mundo pudiéndose adaptar a diferentes segmentos de mercado:

Resorts, hoteles y centros comerciales

Un Wavegarden otorga un factor diferencial a resorts, hoteles y centros comerciales ofreciendo experiencias únicas a sus clientes. La integración de la instalación Wavegarden otros servicios de ocio cómo bares, restaurantes, gimnasios y eventos públicos como competiciones de surf y conciertos, permite que tanto los participantes como los espectadores disfruten del espectáculo a la vez que crea importantes fuentes de ingreso complementarias.

Mercado inmobiliario

Una buena playa para la práctica del surf es mucho más que un magnífico lugar donde quedarse. También ofrece diversión, deporte y un descanso tras la rutina diaria. Por eso la mayoría de playas con olas son a la vez excelentes lugares para residir o para abrir un negocio. Una laguna bien integrada en su entorno natural puede ser estéticamente atractiva, sin embargo, un Wavegarden consigue recrear un mar con olas, convirtiéndose en un destino único capaz de atraer tanto al público como a diferentes negocios que aumenten el valor añadido del terreno donde se encuentra.

Sector público

Un Wavegarden es un proyecto muy atractivo para cualquier administración pública que quiera expandir sus instalaciones deportivas o de ocio promoviendo el turismo, tanto local como nacional. Un proyecto de estas características también crea empleo y ayuda al crecimiento económico del lugar. Con la inclusión del surf en los Juegos Olímpicos, las instituciones deportivas y sus gobiernos necesitarán complejos de alto rendimiento para el entrenamiento de sus mejores deportistas.

Instalaciones privadas

Un Wavegarden puede adaptarse a clientes interesados en tener su propia ola en su propiedad o en su centro de trabajo. Si dispone de una superficie mínima de 1hectarea, podemos crear su spot de surf soñado, personalizando el tamaño, forma y longitud de recorrido de la ola según sus necesidades. Una instalación privada es ideal para sesiones de entrenamiento o, simplemente, para disfrutar surfeando buenas olas con familiares, amigos o colegas sin gente y siempre a su disposición.

Parques temáticos y de aventura

Un Wavegarden crea un autentico destino de surf siendo además compatible con su integración dentro de un parque temático o similar. Se pueden generar actividades complementarias con las otras instalaciones y compartir sinergias para crear un modelo de negocio único alrededor del ocio.