Un Wavegarden® transforma cualquier lugar en un destino de ensueño para la práctica del surf, con olas garantizadas y un entorno de playa exótico. La combinación de nuestro concepto único y de nuestra tecnología innovadora, ofrece un negocio dinámico con infinitas posibilidades, en el que el elemento central es una laguna con olas perfectas, diseñadas y adaptable para surfistas de todas las edades y todos los niveles.

Creamos entornos tranquilos y naturales, inspirados en algunos de los principales lugares donde se practica el surf atractivo para surfistas de cualquier lugar del mundo.

Además de ser un lugar donde amigos y familias pueden surfear juntos, un Wavegarden puede incorporar varias actividades de ocio complementarias, ofreciendo una experiencia más intensa y un ratio de ocupación más alto a lo largo del año.

Surf, come, descansa, repite

Una laguna con tecnología de Wavegarden abre las posibilidades de establecer varias unidades de negocio complementarias como una escuela de surf, un centro de alto rendimiento, una tienda de surf, restaurantes, bares y alojamiento. Todo este elenco de actividades y servicios harán que los clientes se queden más rato y visiten su instalación más a menudo, aumentando las fuentes de ingreso.

El surf es un deporte muy espectacular que atrae a un gran número de espectadores, tanto en directo como de forma remota vía internet y televisión. La realización de eventos, surf camps, eventos corporativos, conciertos y patrocinios también son fuentes de ingreso complementarias.

Un Wavegarden® es el mejor lugar para aprender a surfear

El placer que produce deslizarse con una tabla encima de una ola está ahora al alcance de todo el mundo sin necesidad del mar. Incluso los principiantes tienen la oportunidad de surfear olas perfectas durante su primera sesión.

El hecho de que las condiciones sean consistentes, personalizables y controladas, hacen de Wavegarden el lugar ideal para que personas de cualquier edad, forma física y habilidad puedan introducirse al surf. Los principiantes desarrollarán sus habilidades de forma rápida a la vez que aumenta su confianza tanto dentro como fuera del agua. Sin lugar a duda, esta experiencia positiva alimentará su deseo de repetir.

Un Wavegarden es el lugar ideal para enseñar la práctica del surf al gran público, especialmente a niños, personas que sufren minusvalías y aquéllos que no se encuentren cómodos en el mar. La experiencia que adquirirán en un Wavegarden les enseñará las bases del funcionamiento de las olas, y les ayudará mucho la próxima vez que visiten el océano.